Posts Tagged ‘tomate moruno’

Carrera del tomate 2014

12 de junio de 2014

Segundo año de cultivo permanente.

Pues no voy mal este año en la carrera del tomate. No me comparo con los que plantaron híbridos en invernadero y sólo miro los que hemos utilizado semillas tradicionales.

Esta es una era de tomates donde he plantado maíz como tutor y tirabeques en los bordes. El resto ya sabéis: dejo todas las hierbas que no invaden y las otras las siego.

Bancal de tomates en la segunda temporada de cultivo permanente Hay demasiadas plantas de tomate pero no quito todavía. Hay mucho sitio para todos.

Bancal de tomates en la segunda temporada de cultivo permanente Hay demasiadas plantas de tomate pero no quito todavía. Hay mucho sitio para todos.

Foto2062

Foto2044

Bancal de tomates en la segunda temporada de cultivo permanente Hay demasiadas plantas de tomate pero no quito todavía. Hay mucho sitio para todos.

Me molestan las tomateras estranguladas en sus cañas, así que estoy siempre probando formas más libres de entutorar los tomates. Estas cuerdas rodeando la zona y atadas a cuatro hierros en las esquinas me gustan bastante. Han servido para que trepen los tirabeques y espero utilizar las cañas del maíz como tutor en el interior. Las plantas están muy comparables en desarrollo con las de mis vecinos.

Aquí está el interior de los invernaderos donde las tomateras más desarrolladas son las espontáneas (la mayoría). Algunas tienen ya la flor.

Tomateras espontáneas en un viejo semillero de cebollas. Quedan cebollas que se van a recoger en verano, claro.

Tomateras espontáneas en un viejo semillero de cebollas. Quedan cebollas que se van a recoger en verano, claro.

Foto2046

Tomateras  espontáneas con guisantes (que ya están para coger algo de semilla y segar), cebollas, berenjenas y otras cosas espontáneas.

P1030156

Vista general el invernadero: hay muchas lechugas florecidas, puerros y zanahorias; no las quito hasta que no estorban por espacio o por luz ya que sus flores atraen polinizadores para tomateras y demás.

P1030159

Berenjena y tomateras plantadas creciendo con alfalfa y Oxalis

P1030158 P1030161 P1030163

La semilla que utilizo procede de hortelanos de la zona y la he ido seleccionando según sus caracteres. Al final sólo me he quedado con tomate moruno, rosa y rubio de Pastrana. Para los semilleros he utilizado un cocktail de estas semillas todas juntas. La mayoría de las plantas  que están creciendo son espontáneas y sólo algunas proceden del semillero, con lo que estas tres variedades se mezclan en el terreno. Es importante que las semillas procedan de variedades tradicionales para que conserven todo el potencial genético que les permitirá manifestar diferencias en el terreno concreto de nuestro huerto permanente.

http://www.agriculturaparaurbanitas.com/blog/plantas-y-semillas/

En general estoy muy contenta con esta segunda temporada de suelo quieto. Casi todas las hortalizas tienen un desarrollo algo más lento que las vecinas (igual también yo soy algo más lenta) pero muy sano. El biofertilizante creo que funciona.

Acelga en flor del tamaño del peralillo vecino. Disfruto con esta dimensión vertical del huerto: ¡son las próximas semillas!

Acelga en flor del tamaño del peralillo vecino. Disfruto con esta dimensión vertical del huerto: ¡son las próximas semillas!

Cebollas  y escarola en flor. Detrás frambuesos.

Cebollas y escarola en flor. Detrás frambuesos.

Frambuesos, acerolo... gooozada.

Frambuesos, acerolo, espárragos de Aranjuez… gooozada.

Por último el regalo: han nacido berros espontáneos en mi charca. Pero ¿los berros no vivían en aguas corrientes? Pues aquí los tenéis, no han pasado ni dos meses desde la construcción de la charca. La Naturaleza no se cansa de darnos papirotazos.

P1030162

Foto2047

Berros espontáneos

¡Ah! El jueves 19 de junio, que parece que es fiesta, van a venir a visitar estos huerticos unos lectores del blog. Si alguien más está interesado, llamadme al teléfono de contacto. Podemos charlar sobre bancales de todo tipo y profundidad, sobre prados de patatas o lo que queráis.

Share Button

¡Mi primer vídeo!

10 de mayo de 2014

Para celebrar  que me han regalado una cámara chulísima de fotos  y que puedo grabar vídeos, aquí tenéis el primero. Al principio se mueve mucho. Un poco de paciencia , luego se tranquiliza la cosa y le cojo el tranquillo:

Imagen de previsualización de YouTube

El original tenía 900 MB pero You Tube lo ha dejado así.

Share Button

Fotos de Variedades hortícolas tradicionales

10 de enero de 2014

Variedades hortícolas tradicionales

Share Button

¿Cómo van las benditas tomateras? (2013)

30 de julio de 2013
Tomateras en julio 2013

En el invernadero hemos arrancado todo el plantel de tomate: rubio, rosa y moruno de Pastrana; enano de Aranjuez y tomate tradicional de guardar de Navamorcuende (Toledo).
Hemos dejado algunas plantas mejores en su sitio de moruno y hemos plantado unas plantas de cherry del vivero que están bien. Sólo han madurado los cherrys
Quedan dentro también puerros, acelgas y lechugas florecidos, plantas de fresa espontáneas y plantas de berenjena, cebollas y coles dejadas tras sacar el plantel. Procuro que haya siempre flores dentro para atraer los insectos.

El año pasado por estas fechas hablé de “la carrera del tomate” en un post. Este año la carrera es más dura aún. El tiempo no ha acompañado porque los fríos se han prolongado mucho, de modo que los hortelanos que compraron plantel de  tomates híbridos para sus invernaderos ya los tienen maduros desde mediados de julio. Los han “curado”, según el decir local, (pulverizado con mezclas insecticidas y fungicidas) cada diez días más o menos y su aspecto sanitario es regular. Los he probado y la mayoría saben patatosos, igual que los de las fruterías. Hay alguna honrosa  excepción a tanta curación que sólo pulveriza azufre (creo).

Yo fui tentada para participar en la carrera y (como tengo manía a los planteles híbridos desconocidos) sembré mi semilla comercial de Marmande RAF (resistente a fusarium) precoz (según el sobre de Batlle). Dentro del invernadero y en el suelo directamente. Algo o todo lo hice mal: plantitas muy escasas y raquíticas. Han resultado algo más precoces que los rosas sembrados directamente igual, pero las matas tienen mal aspecto y los tomates  maduros patatosos, tienen orugas. Palabra que los rosas de al lado, no.  No quito las orugas ni los tomates comidos. Me gustan estas orugas aficionadas a una sola variedad de híbrido.

Foto del tomate rosa dentro del invernadero; al lado están las plantas del raf que son hogar de las orugas verdes del tomate:

Tomate rosa dentro del invernadero

Tomate rosa dentro del invernadero

Los frutos del rosa están gordos y preciosos pero aún no he cogido ninguno.

Puse en el invernadero también plantel comprado de cherrys y están las plantas sanas y los tomatillos van madurando. Sabor regular.

 

Tomates cherry comerciales

Tomates cherry comerciales

 

En el resto de tomateras, hoy 29 de julio, no veo plaga ni enfermedad. No, no la veo. El año pasado ya teníamos manchas amarillas varias en hojas bajas, ácaros y pulgones.

Todas plantas de tomate  menos el RAF y los cherrys proceden de nuestras propias semillas del año pasado.

Mejor ver la planificación que hice para el tomate esta primera temporada en los esquemas que aparecen en:

http://www.agriculturaparaurbanitas.com/blog/2013/06/12/bancal-de-tomates-primera-temporada/

Según el plan previsto he plantado esta primera temporada las tomateras asociadas con leguminosas de acolchado verde: garbanzos y lentejas. El resultado me gusta mucho. Las lentejas ya se han secado y quedan en el suelo y los garbanzos están aún verdes pero esto me viene bien para sombrear los surcos de riego en la terraza 1 donde el agua es escasa.

Los bancales de la terraza 1 son los más adelantados. Se asoció el tomate sólo con garbanzos y en el bancal puse calabacines y judías de mata baja:

Bancales recientes de tomates y  al lado, patatas

Bancales recientes de tomates y al lado, patatas

Pequeño bancal de tomates con calabacines y alcachofas (al fondo)

Pequeño bancal de tomates con calabacines y alcachofas (al fondo)

 

Garbanzos sombreando las calles para prolongar la acción del riego

Garbanzos sombreando las calles para prolongar la acción del riego

 

Calabacines en bancal de tomates con garbanzos de acolchado verde

Calabacines en bancal de tomates con garbanzos de acolchado verde

 

Calabacines en bancal de tomates con acolchado verde de garbanzos

Calabacines en bancal de tomates con acolchado verde de garbanzos

Los bancales de la terraza 2 son los más compactados, porque no se trabajaron con laya (mea culpa) y hay escaso riego.

En ellas puse tomate enano de Aranjuez  que es muy sano, en general. En la siguiente foto lo veis en unos bancales de la terraza 2 . Creo que voy a tener tomates, pocos pero sanos.

Bancal de tomate enano en zona de escaso riego

Bancal de tomate enano en zona de escaso riego

En estos bancales se asociaron con apio en flor, coles corazón de buey, lechugas de primavera y borrajas. Las coles se han dado bien, las lechugas y borrajas florecieron prematuramente.

Bancal de tomate. Riego escaso.

Bancal de tomate. Riego escaso.
A la izquierda las cebollas blancas de melva a punto para dar la semilla.

Bancal de tomates en zona de riego escaso

Bancal de tomates en zona de riego escaso y suelo compactado

En esta zona el rubio resiste mejor la compactación del suelo:

Bancal de tomate rubio. suelo compactado y trasplante tardío.

Bancal de tomate rubio. suelo compactado y trasplante tardío.
Uso la prensa para proteger el suelo del sol.

 

 

En la terraza 3 los he asociado con zanahorias y cebollas tardías, así como alguna lechuga que ya se ha cosechado. En otras con coles y cebollas (como acolchado verde lentejas):

Bancal de tomate moruno

Bancal de tomate moruno

 

Bancal de tomate moruno con coles y cebollas

Bancal de tomate moruno con coles y cebollas

 

Bancal de tomate rosa con coles y cebollas

Bancal de tomate rosa con coles y cebollas
Bancal de tomate rubio y detrás bancal de pimientos con maíz

Bancal de tomate rubio con acolchado seco de lentejas y detrás bancal de pimientos con maíz

Aquí tenéis una foto algo anterior, del momento en el que las lentejas estaban aún verdes:

Bancal de tomates:  estoy aguantando sin segar las lentejas porque no veo que las plantas de tomate estén afectadas, al contrario, están fenomenal. Los espárragos amarillean por falta de agua, ya que quedaron muy lejos del riego.

Bancal de tomates: estoy aguantando sin segar las lentejas porque no veo que las plantas de tomate estén afectadas, al contrario, están fenomenal. Los espárragos amarillean por falta de agua, ya que quedaron muy lejos del riego.

 

Bancal de tomate rosa con espárrago y zanahoria. mes de junio. El acolchado verde de lentejas se ha secado y quedan las zanahorias

Bancal de tomate rosa con espárrago y zanahoria. mes de junio. El acolchado verde de lentejas se ha secado y quedan las zanahorias
En general está más crecido el tomate rosa que el moruno (al fondo). Creo que al rosa le gusta más el tiempo frío que hemos tenido.

 

Tomate rosa con zanahoria en primer término y moruno (menos crecido) detrás

Tomate rosa con zanahoria en primer término y moruno (menos crecido) detrás

 Aquí aparece una vista de esa zona de tomate moruno retrasado. Las zanahorias han ido bien. En esta zona hubo tomates el año pasado.

Tomates morunos muy retrasados con zanahorias y espárragos. A la derecha los tomates tipo rosa plantados en la misma fecha mucho más crecidos. La diferencia en el bancal es sólo (que sepamos) la variedad. Acolchado verde de lentejas ya seco

Tomates morunos muy retrasados con zanahorias y espárragos. A la derecha los tomates tipo rosa plantados en la misma fecha mucho más crecidos. La diferencia en el bancal es sólo (que sepamos) la variedad. Acolchado verde de lentejas ya seco

 

Bancal de tomate moruno y detrás bancal de melones con judías

Bancal de tomate moruno y detrás bancal de melones con judías

Las plantas de tomate rubio de Pastrana me gustan este año, aunque algunas se repusieron:

Bancal de tomate rubio y detrás bancal de pimientos con maíz

Bancal de tomate rubio y detrás bancal de pimientos con maíz

Por último, algunos bancales de tomate están vacíos este año (de tomates). Pero nunca los dejo vacíos del todo, por lo que han tenido ya habas y ahora he trasplantado puerros y sembrado zanahorias y rabanitos:

Bancal de tomates después de las habas

Bancal de tomates después de las habas

A la derecha los puerros del terreno a punto de dar sus semillas.

Vamos, que hoy, 30 de julio, todavía no me he comido un tomate decente. (Mis vecinos fuera del invernadero tampoco).

Tomates varios

Share Button

Bancal de tomates: primera temporada

12 de junio de 2013

Aquí estoy de nuevo con mis bancales permanentes. Diréis que por qué soy tan pesada. Creo que siento esta necesidad de comunicar lo que vengo haciendo (este primer año de reconversión) porque en mi entorno directo sólo recibo mensajes de escepticismo e incluso burla. Sin embargo yo me estoy entusiasmando con los resultados. ¡Aunque estoy muy recauchutada tengo mi corazoncito!

Vista general de la T3 en invierno

Vista general de la T3 en invierno

Hemos dejado algunos caballones normales para templar gaitas y asegurarnos algún resultado (según palabras de mi amigo J. que es quién trabaja conmigo aquí). En ellos hemos sembrado las habas y guisantes. Los caballones de habas son futuros bancales permanentes de tomates, y los de guisantes los vamos a preparar en cuanto pase la cosecha como bancales permanentes de espárragos.

Me parece que J. se está ablandando un poco porque ya se pueden ver algunos resultados en el huerto en general. Para él todo esto es perder el tiempo y hacer el tonto.

Bancales de tomates con habas en T3 Este

Bancales de tomates plantados este año con habas en T3 Este

A lo que voy: las leguminosas de acompañamiento que sembré esta primavera las he comprado en el “súper”:

Leguminosas sembradas a voleo en los bancales permanentes. Primavera 2013

Leguminosas sembradas a voleo en los bancales permanentes. Primavera 2013

Estos son los esquemillas de las plantaciones en los bancales de tomates esta primavera 2013:

Consultad la leyenda para todos los planitos en: http://www.agriculturaparaurbanitas.com/blog/agricultura-sinergica/

Igual que con las patatas he dejado algunos bancales sin tomates este año para rotar.  No están vacíos, porque en este huerto no hay nada vacío. Siempre va a haber algún cultivo auxiliar, que pretendo que , en lo posible, se autosemille.

También he dejado en los bancales plantados con tomate algunos espacios sin ellos, para rotar el año que viene igualmente, pero dentro del mismo bancal.  Tampoco esos espacios van a estar vacíos.

Bancal permanente de tomates 1er año. 4T (Terraza 3)

Bancal permanente de tomates 1er año, con lentejas a voleo y zanahorias a chorrillo que están empezando a salir. 4T (Terraza 3)

En la terraza 1 el riego es escaso y difícil y no sé qué tal irán las plantaciones. Las tomateras se han acompañado de garbanzos y cebollas de matanza (por ahí asoman ya algún tagete y capuchina de semilla):

Tomateras en eras permanentes. 1er año. 5T/ T1

Tomateras en eras permanentes. 1er año. 5T/ T1

Terraza 1. Bancal 4T: calabacines, judías, tomateras y alcachofa

Terraza 1. Bancal 4T: calabacines, judías, tomateras y alcachofa

 

Las habas que preceden a los bancales del año que viene están magníficas y muy sanas:

Bancal permanente de frambuesos con rábanitos florecidos y guisantes de olor. Detrás bancales de patatas y tomates plantados con habas el 1er año.

Bancal permanente de frambuesos con rábanitos florecidos y guisantes de olor. Detrás bancales de patatas y tomates plantados con habas el 1er año.

El caso del invernadero de la T3 es especial: no hemos tenido ocasión de mullir el suelo con la laya de doble mango ni de acolchar, pero también está en proceso de reconversión: no labramos ni sembramos nada solo:

Guisantes y tirabeques en invierno. Invernadero T3

Guisantes, espinacas y tirabeques en invierno. Invernadero T3

Los tirabeques se cosecharon y el follaje sirvió de acolchado fuera. Después sembré tomateras Raf y rabanitos con zanahorias. Las tomateras no crecieron y se llenaron de hongos (supongo que no sería Fusarium, pero el resultado fue malo). Las zanahorias y rabanitos fueron bien y ahora están acompañando a otras tomateras mías del tipo rosa de Pastrana que este año va muy bien. Algunos rabanitos están en flor y otros los he cosechado o cortado dejando la parte subterránea. Como considero los rabanitos  cultivo auxiliar dejo florecer algunos ejemplares por si se reproducen en próximas temporadas.

Siembra rabanitos/zanahorias con tomateras RAF comerciales ( primavera ) en el invernadero

Siembra rabanitos/zanahorias con tomateras RAF comerciales ( primavera ) en el invernadero

Tomateras al inicio de la temporada con restos florecidos de rabanitos y zanahorias casi hechas. El terreno está sin remover ni acolchar.

Tomateras al inicio de la temporada con restos florecidos de rabanitos y zanahorias casi hechas. El terreno está sin remover ni acolchar (sorry)

En general, aunque no siempre, hay mucho mejor desarrollo en las eras en las que trabajamos el suelo en otoño con la laya de doble mango. En las que había cosas plantadas y no pudimos hacerlo el suelo está más compactado y los resultados creo que van a ser peores.

Como siempre, para todas las eras:

Arrancar gramíneas, convolvulus y adventicias voluminosas e invasivas.

Dejar todas las espontáneas como borrajas, leguminosas, umbelíferas.

He sembrado a voleo aromáticas y otras como tagetes, capuchina, manzanilla, caléndula, cilantro, stevia …para que se propaguen a su antojo.

Share Button

Gusanos del suelo

27 de mayo de 2013

Gusanos de “alambre”

Adulto de gusano de “alambre”

 

  En el suelo del huerto sigo encontrando todavía variedad de botecillos y envases viejos de pesticidas. La verdad es que, cuando me entero del uso que algunos hacen de estos productos tóxicos, sobre todo en suelos en los que cultivan patatas y cebollas, se me quitan las ganas de consumir las patatas y cebollas de esos hortelanos.

También me encontré al llegar el clásico y omnipresente “zulo” del hortelano. Lleno de cajas y botes de fitosanitarios. “Venenos” les llaman ellos mismos. De esto hace tres temporadas. El primer año las tomateras recién plantadas fueron segadas en un 70-80% por gusanos del suelo. Los pimientos también pero en menor proporción.

Un hortelano vecino se entretuvo en introducir los reemplazos en cañas huecas, para que resistieran el ataque de los diversos gusanos del suelo. Los llamados gusanos  grises eran abundantes y se encontarban fácilmente al trabajar la tierra. Son larvas de mariposas de tipo noctuido. Polillas, vamos.

Gusano gris

 

 Los gusanos de alambre y blancos eran más difíciles de ver, pero también los había. Ninguno son en realidad gusanos, sino larvas de insectos.

Los dos años siguientes las bajas fueron menores, y el chapucerillo sistema de las cañas huecas no fue necesario. Repuse las plantas cortadas y nada más.

Adulto de gusano blanco del suelo

Gusano blanco del suelo

Me han predicho que, sin ninguna duda, el hecho de no pasar el motocultor tendrá como consecuencia la mayor proliferación de todas estas pestes  del suelo. El hortelano tradicional, muchas veces utiliza el motocultor como arma blanca para destrozar los parásitos del suelo (además del contenido de su “zulo”).

Quiero contaros que este primer año “oficial” de no-laboreo y bancales sinérgicos, he plantado unas cuarenta plantas de tomate moruno de Pastrana,  treinta y ocho-cuarenta del enano de Aranjuez,  diez de moruno oscuro, unas quince de rosa y algunos cherris. Cincuenta plantas de pimiento y algunas berenjenas, etc. Las primeras plantaciones se hicieron en la primera quincena de Mayo y estas plantas han sufrido algo de frío, pero la mayoría ya están recuperadas. Todavía no ha habido ninguna baja por corte del tallo.

Plantando he visto un gusano gris. Ninguno más. Muchísimas lombrices. Fué muy difícil plantar las patatas sin darle con el almocafre a dos lombrices en cada golpe.

Alguien ha estado royendo superficialmente los rabanitos desde el otoño. Ya averiguaré quién es. Las zanahorias no aparecen de momento dañadas.

Sinceramente: el huerto está más sano que nunca. El terreno en los bancales no está suficientemente mullido: ya lo iremos consiguiendo, pero la salud de las plantas es magnífica. No tenemos apenas pulgón en las habas (¡!). Incluso los mirlos han respetado los brotes tiernos de guisantes y tirabeques, cosa que era un problema en años anteriores. Ha hecho un frío fuera de la media y quizá esto tenga algo que ver.

La población de mariquitas es también fenomenal. ¿Qué más se puede pedir?

Tomateras recién trasplantadas al bancal permanente (1er año)

Tomateras recién trasplantadas al bancal permanente (1er año)

Por favor, por lo menos en nuestros huerticos, seamos limpios.

 

 

Share Button

¿Qué es un tomate híbrido?

9 de septiembre de 2012

Necesito realmente escribir este resumen porque la confusión que reina en torno a este famoso tomate es tal que yo misma empiezo a dudar.

Variedad tradicional de tomate

El camino del cultivo del tomate es largo desde las especies originales que  se cultivaban en Méjico y Perú antes de la llegada de los conquistadores. Aún existen especies de tomate diferentes del cultivado actual (Lycopersicon esculentum Mill.) como Lycopersicon pimpinellifolium, L. penelli, L. chilense, L. peruvianum, L. hirsutum, etc. En una escala de potencial genético estas especies serían las de mayor potencial, porque no han sido “mejoradas” por el hombre con criterios de selección. A ellas acuden hoy los científicos en busca de resistencias y otros caracteres favorables para incorporar a los tomates mejorados.

Hasta el siglo XIX, y ya dentro del tomate cultivado (L. esculentum), se podían distinguir variedades botánicas, como los “cherris” o los tomates de pera. Localmente  había además  infinidad de variedades cultivadas y mejoradas con sistemas tradicionales por el agricultor, más o menos asociadas a una determinada zona y condiciones. Estos sistemas tradicionales de  mejora se desarrollaban durante cientos de años para conseguir variedades diferenciadas y caracteres favorables en sintonía completa con la zona y el ecosistema. En estos procesos se va perdiendo potencial genético y se obtienen poblaciones “fijadas genéticamente”  pero cada vez más homogéneas . Vamos perdiendo información por el camino.

Son las variedades cultivadas tradicionales. Todavía son poblaciones heterogéneas genéticamente. Los individuos son diferentes entre sí y, reproduciéndose por fecundación natural, volvemos a obtener una generación de individuos pertenecientes a esa variedad fijada genéticamente. Estas variedades por supuesto podían degenerar, o perderse, evolucionar. Son hoy, por ejemplo, tomates que nos suenan como muchamiel, San Pedro, Negro de Crimea, valenciano, corazón de buey, Monserrat, tomate de colgar mallorquín, Marmande. Cada uno en nuestra zona conoceremos otros nombres populares que no aparecen en los catálogos de semillas y que proceden de agricultores locales que han conservado esas variedades. Si sembramos las semillas de estos tomates, obtendremos una población de tomates semejantes al tomate del que hemos sacado las semillas.

Cuando Mendel descubre las primeras leyes de la Genética comienzan a utilizarse, en tomate y en otros cultivos, sistemas que llamamos clásicos de mejora, hasta los años 70-80 del s. XX: Selección masal para ir descartando caracteres no deseados, hibridaciones y retrocruzamientos a partir de variedades establecidas y cruzamientos (hibridaciones) interespecíficos con otras especies de tomates.

Aquí ya empezamos a hablar de hibridación. El término hibridación significa cruzamiento, pero entre dos líneas parentales diferenciadas, dos individuos pertenecientes a variedades diferentes o poblaciones separadas genéticamente, incluso especies diferentes. En la naturaleza se producen a veces hibridaciones espontáneas. El cruzamiento para la hibridación en tomate debe realizarse de modo artificial forzado. De forma natural el tomate es una especie autógama en un 95% aproximadamente, por lo que cada flor se fecunda a sí misma, resultando esas poblaciones heterogéneas y fijadas genéticamente (frecuencias genotípicas  poco variables) a lo largo de los años.

En el caso de la mejora moderna del tomate se han desarrollado un tipo de híbridos a partir de líneas consanguíneas, buscando el fenómeno de la heterosis: mayor vigor híbrido, producciones más altas, mejor cuajado de frutos. En este proceso la pérdida de potencial genético se produce de un salto. Son las variedades de tomate que en los sobres aparecen como F1 , F2, etc. El agricultor debe comprar la semilla todos los años porque para obtener una semilla híbrida, tanto experimental como comercial, deben volver a cruzarse siempre las líneas parentales originales; o sea, de la semilla de un tomate híbrido no salen otros tomates similares. Dicho de otro modo: si quiero un mulo, primero debo conseguir un caballo y un burro.

También son híbridos los obtenidos por  cruzamientos interespecíficos para introducir genes de resistencias (resistencia vertical) procedentes de las especies silvestres de tomate que antes cité: resistencias a insectos, nematodos, bacterias, hongos, bajas y altas temperaturas, salinidad. Todas estas resistencias han ido siendo cada vez más necesarias por la sobreexplotación de los suelos, el uso de invernaderos, abuso de fertilizantes, etc. Los caracteres buscados se introducen con técnicas de selección asistida por marcadores moleculares (SAM), que reducen significativamente las generaciones necesarias para el proceso. Un híbrido conocido de este tipo es el tomate Marmande RAF obtenido a partir de tomates de tipo Marmande y que presenta resistencia a hongos de tipo Fusarium. Yo nunca lo he hecho, pero pienso que si sembramos la semilla de este tipo de híbridos obtendremos tomates muy similares a los que teníamos, porque no es un caso de dos parentales diferenciados de igual peso, sino introducción sólo de una resistencia en una variedad dada. Volveremos a tener esa variedad, la variedad Marmande si sembramos las semillas de un tomate RAF. (Otra cosa es que el tomate que tengamos sea este tipo de RAF auténtico, cosa muy rara).

Hasta 1994 la mejora no utiliza técnicas transgénicas (uso de organismos genéticamente modificados). En ese año  aparece el primer tomate transgénico, Flavr Savr (maduración controlada). No es ya un híbrido, sino un organismo genéticamente modificado: OGM. Se aíslan, copian, insertan en otro organismo o suprimen, genes de la misma u otra especie. Pero esta es otra entrada que dejo para un futuro.

Los tomates híbridos son muy adecuados para cultivo de invernadero, porque se han seleccionado para resistir en esas condiciones adversas, aunque tambien existen agricultores que cultivan con éxito tomates  de variedades tradicionales en invernadero. El precio de la planta y de la semilla híbrida es muy elevado por comparación con las variedades no híbridas, y las exigencias de fertilizantes también son significativamente mayores.

Share Button

Cómo van las benditas tomateras

16 de junio de 2012

Parece ser que el tomate es el rey de la huerta. Vamos a resignarnos a ello.  Los tomates tradicionales de Castilla La Mancha que aún se pueden encontrar en los pueblos son generalmente de porte indeterminado y tipo moruno,  mata alta, y para consumo en fresco. Más bien tardíos  (78-80 días para la maduración del primer tomate desde el trasplante).

Sin embargo, a través de los bancos de germoplasma , las redes de intercambio y  conservación de semillas y los recuerdos de las personas mayores, sabemos que había más tipos: en toda España había variedades de tomate-rama de colgar (no sólo en Mallorca), para conservar casi todo el año colgado en desvanes y despensas; tipos pera para conservar, más tardíos y con la carne compacta; otros tipos de carne compacta y sin agua, para salmorejos y salsas; tomates enanos más precoces; de secano; rosados, muy delicados y menos productivos, pero apreciados para fresco, etc.

La “mejora” genética  ha producido últimamente una enorme cantidad de variedades comerciales de tomate, que cambian continuamente según las tendencias del mercado, seleccionadas con unos criterios de :

Producción, resistencia a hongos, nematodos y virus , resistencia a la salinidad del agua, precocidad, facilidad de cultivo y exigencia de mano de obra, para cultivar en invernaderos y en condiciones hidropónicas, aspecto externo-uniformidad (seguimos las modas, tomate pequeño/ grande, tomate-rama,etc), resistencia a la manipulación y transporte ( inclusión del gen LSL de larga vida), cuajado de frutos en invernadero y resistencia a bajas temperaturas y, por último (eso dicen) cualidades gustativas.

Bajando al terreno concreto de nuestros huertos pastraneros, nosotros tenemos la variedad de tomate moruno del terreno, cultivada dos temporadas, además, este año, hemos conseguido semilla y tenemos ya desarrollándose tomates rosados de Pastrana, rubio de Pastrana, rosado, moruno y enano de Aranjuez, de colgar de Mallorca, de pera de Navamorcuende (Toledo), negrito de Almoguera, negrón de Zaragoza, san Pedro (semilla comercial) y del Bierzo (Las Vegas de Yeres).

Desde el semillero hemos visto la diferencia entre los tomates nuestros del año pasado (moruno de Pastrana) y los demás. Mucho más sanos y vigorosos los nuestros. La antiguedad es un punto. Una vez en el terreno, siguen siendo más vigorosos y con la floración más adelantada; además los pusimos en un espacio sobrante del invernadero de multiplicación y tienen el primer tomatillo de la temporada:

Pequeño invernadero de multiplicación

 

Primer tomatillo 2012, moruno de pastrana

Este invernadero nos ha adelantado la floración muy poco, porque lo hemos abierto muy pronto para endurecer el plantel de espárragos y otras cosas. Las tomateras las hemos plantado muy juntas y las hemos podado y despuntado para que den el primer golpe de tomates y luego retirar esas plantas.

Aquí los véis acolchados con film negro:

Tomateras moruno de pastrana, acolchadas con plástico negro.

Algunas tomateras no se han podido acolchar con film por la proximidad de puerros y las vamos a acolchar con paja y compost poco hecho de hierbas adventicias del invierno.

La siguiente variedad en vigor, cuajado y salud es la de rubio de Pastrana. Todo un descubrimiento, y parece que no ahija tanto como el moruno.

Se desarrolla también muy bien el de colgar de Mallorca y el de las Vegas de Yeres, quizá algo más sano el mallorquín. Más retrasados están el negral, moruno de Aranjuez, enano de A.

El rosado Aranjuez  lo cultiva un horticultor vecino. Parece que va bien pero los detalles os los contaremos. Tuvo pulgón ya desde el semillero. El negrito de Almoguera todavía no lo hemos llevado al terrreno.

Hemos plantado en el nuevo huerto de Los Abrevaderos tomates de semilla procedente de Hontanillas (Guadalajara). Cebra, negro y rosa. Unos en hoyos de unos 30 cm de profundidad, con abundante estercolado de fondo, para cultivar como tomates de secano y otros en caballones normales. La salud y el vigor de los de secano son mejores hasta el momento.

tomate de secano

Mildiu y, probablemente, mancha amarilla en hojas basales de tomate de San Pedro

Los pupas sin duda son el San Pedro y el rosado de Pastrana. Curiosamente el rosado de P. era el llamado “del terreno” hace años.

pulgón rosado y mosca blanca en el tomate rosado de pastrana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El de San Pedro viene de un semillero que no es nuestro,  allí parecía sano,  aunque un poco patilargo de más. Le costó mucho establecerse y se perdieron un par de plantas. Ahora están llenas de manchas amarillas las hojas bajas, producidas por hongos. las hemos podado, pero si siguen así, igual las retiramos totalmente.

Tomateras de San Pedro podadas de todas sus hojas bajas

El rosado de Pastrana está debilucho, retrasado y lleno de pulgón rosado y mosca blanca. Una pena. Veremos qué hacemos.

Hojas enfermas de tomate San Pedro. Probablemente mildiu.

Share Button

Fracasos y desastres varios: primavera

9 de junio de 2012

Aquí vamos a ir metiendo todo  lo que sale mal. Sin embargo, ya se sabe que de los fracasos se aprende, bla, bal, bla. Prometo decir la verdad y toda la verdad.

Como antecedente diré que en los tres años que llevo con el huerto del Val no he tenido grandes problemas sanitarios. El primer año, eso sí, tuve que sustituir casi el 100% de las tomateras porque fueron cortadas al trasplantarlas por rosquillas grises (gusanos del suelo que son larvas de coleóptero). También he tenido araña roja y hongos diversos en las tomateras. Todas las medidas que tomé fueron podar y eliminar en casos graves las plantas muy infestadas, que no fueron muchas.  Reconozco que me he visto obligada a aplicar glifosato el primer año  en los muros de contención del huerto, como herbicida de contacto y traslocación no selectivo, para controlar unas hiedras invasoras que los estaban derribando.

Esta temporada hemos tenido hongos en el semillero de puerro, que no impidieron a las plantas arraigar y desarrollarse perfectamente al ser llevadas al terreno definitivo. La siembra de tomateras fue algo demasiado temprana y las plantitas pasaron algo de frío, amarilleando sus primeras hojas. Al desarrollarse se normalizaron. Algún horticultor que colabora con nosotros se llevó plantel de tomate rosa de Aranjuez. Es un tomate muy delicado. Después nos comentó que tenía pulgón en el tallito  y que lo tuvo que tratar. Nosotros no hemos tenido ninguna planta enferma de tomate.

Por fin apareció el primer visitante ya anunciado: el pulgón negro de las habas. Aparentemente fueron algo más atacadas las habas pastraneras que las de Navamorcuende. Poca cosa. Aguantaron bastante las plantas y al final (primeros de junio) despunté las atacadas y arranqué un par de matas en peor estado. Nos quedamos con las mejores para la semilla del año que viene:

Mata de habas del terreno seleccionada para no ser cosechada y producir semilla

Mata de habas llena de pulgón negro de las habas

 

 

 

 

 

Hemos tenido caracoles en los fresones y pusimos trampas con cebo de metaldéhido metido en botes abiertos, para poder retirarlo después y que no se incorpore al suelo.

 

 

Trampa para caracoles

Decocción de ajos y romero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pepinos de nuestro vecino más cercano

Estamos preparando purín de hortigas como vigorizante y decocción de ajos para molestar algo a los pulgones en casos muy graves. Yo no creo mucho en este tipo de técnicas, pero no pienso privarme de probarlas. Creo más en una labor constante y concienzuda de selección de nuestras plantas y en el cuidado global de la salud del suelo. Hemos probado la decocción de ajos y romero en acelgas (dos veces consecutivas). Creo que sí debe tener algo de efecto pero no sé si es práctico en acelgas.

El semillero de pepino lo hicimos demasiado temprano y las plantitas crecieron débiles y enfermizas. Al llevarlas al terreno se infestaron de pulgón y amarillearon. Probé con la decocción de ajo y, aparentemente, fue mucho más efectiva que en las acelgas. Pese a ello me parece muy buen sistema la siembra directa en su momento (fines de mayo-junio).

 

Pepinos del terreno

 

 

 

 

Nuestro vecino puso unas hoyas (semilleros) maravillosas. Las cuidó diariamente con amor y trasplantó las plantitas una a una desde el semillero a macetitas de 8 cm. Mirad en la foto los tutores que ha preparado. Nuestros pepinos  son los pequeñitos de esta foto.

 

 

 

 

 

Para que haya de todo os cuento también que nuestro vecino más cercano tiene una plaga de gusanos de suelo que se han cargado muchas de sus tomateras y las ha tenido que sustituir. Nosotros sólo hemos tenido tres marras en total, sobre casi 200 tomateras, palabrita del Niño Jesús. Estoy convencida de que el exceso de laboreo mecánico fomenta y selecciona parásitos y enfermedades del suelo.

Considero un fracaso, por el momento, no poder compaginar el acolchado con el riego por gravedad en gran parte del huerto. Hay que abundar en este problema.

Tomateras de nuestro vecino

Tomateras acolchadas y marra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las acelgas del terreno, son mucho más finas y amarillentas que las de Navamorcuende. Estuvieron muy sanas desde el trasplante, en abril. A primeros de junio se espigaron un 80% (subieron a flor) y se llenaron de pulgones negros. Pedro (el donante de la semilla) no se lo explica. Las hemos arrancado casi todas. Otros años las sembré directamente y no tuve problema. Las acelgas de Navamorcuende fueron también trasplantadas, pero no se han espigado.

Las acelgas que se siembran directamente sobre el terreno definitivo no suelen espigarse. Además este año tuvimos en Mayo una ola de calor justo después del trasplante. Hemos dejado muchas acelgas aunque están floreciendo y las que son vigorosas y sanas nos las estamos comiendo. Os diré que están riquísimas. Se corta la pequeña parte florecida si se quiere y ya está. Como nos ha gustado tanto el sabor vamos a coger la semilla para otros años. Esperemos que no vuelvan a espigarse.

 

Acelgas un mes más tarde

Acelgas recién trasplantadas con el pincho

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por último, un solo y puñetero caracol se comió en dos noches todo el plantel de pimiento de Añover menos dos plantitas. Este ha sido el único fracaso de los semilleros a voleo. Los semilleros en bandeja han dado peor resultado (menos los espárragos que han sido un éxito). El riego para las bandejas de alveolos debe ser una nebulización o goteo. El riego con regadera propicia la aparición de una capa de musgo y el empobrecimiento del sustrato, lo que ralentiza y frena el desarrollo de las plantitas.

Semilleros en vasito

 

Semilleros a voleo

 

De momento, como tenemos que regar por gravedad, no es fácil utilizar paja ni hierba compostada o sin compostar como acolchado en muchas partes de los huertos. El suelo está desnudo por primera vez, ya que en invierno lo tuvimos siempre cubierto y protegido con abonos verdes.

Este plástico de tipo film me gusta más que el convencional para agricultura. Es mucho más barato, debe manejarse con cuidado, pero, cuando le coges el tranquillo, permite colocarlo cuando las delicadas plantas ya están establecidas, sin que suponga riesgo para ellas ni para las vecinas (tronchamientos). Dura toda la temporada y luego se quita muy fácilmente y ocupa muy poco, con lo que se lleva a la basura muy cómodamente.

Centeno como abono verde

Acolchado de plástico fino (de los chinos) en tomateras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora no recuerdo más desastres. Ah, sí: este año he trasplantado las cebollas en caballones, en lugar de en eras. Como ha llovido tan poco, van muy lentas por falta de agua. Espero que el riego ahora las haga recuperarse.  Creo que no hay nada más.

Share Button

Para reirse

6 de junio de 2012

Mirad qué video tan bueno:

 

Encuentro de tomates

 

 

Share Button